Maqam: el sistema melódico árabe

En el taller de Tarab que impartió Lili en Málaga, nos habló del maqam y la verdad es que nos quedamos todas con los ojos como platos… Reconozco que nunca había escuchado esto, pero, afortunadamente, nunca es tarde para aprender. Además de lo que explicó Lili, he estado buscando más información por internet y aquí la tenéis. Aviso que es un tema complicado, pero por lo menos si alguna vez escucháis la palabra Maqam sabréis de lo que os están hablando.

Maqam es el sistema melódico árabe. Su equivalente occidental más cercana sería la escala, que aquí tenemos mayor y menor. En el mundo árabe hay más de 70 maqamat (plural de maqam).

Tanto las composiciones como las improvisaciones en la música tradicional culta árabe están basadas en el sistema maqam. Los maqamat pueden ser interpretados con línea vocal o instrumental, y no incluyen el componente rítmico.

En las escalas de maqam  las distancias entre una nota y otra (lo que se denomina “intervalo”) no solo incluyen los tonos y medios tonos, sino que incorporan también lo que se conoce como microtonos, es decir intervalos de cuartos de tono, tres cuartos de tono, cinco cuartos de tono, etc., así como diversas otras mezclas de tono y medio tono (como por ejemplo el tono y medio). Combinando estos intervalos, y sus notas resultantes, se forman pequeños segmentos de escalas denominados jins (ajnas en plural) los cuales pueden constar de: 3 notas (tricornios), 4 notas (tetracordios), 5 notas (pentacordios). [Fragmento extraído de aquí] 

El maqam se compone generalmente de una octava (8 notas), aunque a veces la escala maqam se extiende hasta 2 octavas. Sin embargo, lo que me parece más importante es que cada maqam tiene un carácter diferente que transmite un estado de ánimo. La elección del maqam afecta al estado de ánimo de la pieza.

Creo que la única forma de aprender a distinguir los diferentes maqamat es con un músico al lado, pero por lo menos, ya no nos sonará a chino. Los maqamat más comunes son: Rast, Bayati, Hijaz, Huzein, Saba, Nahawand, Kurd, Sikah, Nakriz, Suznak, Ajam, Hijazkar-kurd, Farhfza.

 

Comentarios

  1. Elvira
    12 marzo 2013

    ¡¡qué interesante!!! y ¡¡cuánto hay que aprender!!!

    Responder

  2. rosabeigbeder
    12 marzo 2013

    Pues sí Elvira, hay un mundo por aprender!! a ver si investigo más y puedo escribir otro post sobre algún maqam en concreto.
    Gracias por pasarte y dejarme un comentario!! que hace mucha ilusión ;)

    Responder

  3. sonrisaanibe
    19 marzo 2013

    Hola Rosa, la vida es un continuo aprendizaje. En ocasiones siento que me falta vida para aprender todo lo que quiero aprender, y lo cierto es que esta hermosa danza no tiene fin, hay tantas cosas interesantes por conocer y descubrir dentro de ella…

    Porque tenemos una pasión común, profesiones e interesas afines, mostrados en un blog y por muchas cosas más, te he concedido unos premios. Puedes pasar a recogerlos por mi blog. Saluditos danzarines, Ana B.

    Responder

  4. Demdera
    8 mayo 2013

    Me encanta la música árabe, es tan rica en matices, tan profunda…..

    Responder

    • rosabeigbeder
      8 mayo 2013

      Sí! es una maravilla! Muchas gracias por pasar por el blog y dejar un comentario ;)

      Responder

Responder

*

« Entrada anterior | Siguiente Entrada »